El arte de ser community manager

Tips para ser un buen community manager

El social media management es una actividad cada vez más difundida y solicitada por empresas. Todos los días las plataformas de redes sociales cambian y con ello los que vivimos dentro de este mundo Una profesión de algún modo incomprendida y hasta malinterpretada pero tan necesaria con cada día que pasa en el competitivo mundo digital.

Se espera que para los próximos tres años la demanda de puestos de trabajo similares por parte de las empresas incremente a más de 60 mil por lo que estamos francamente ante un oficio que va en claro aumento.

Sin duda alguna el trabajo del personal de gestión de redes sociales es clave para prácticamente cualquier compañía en la actualidad, sin embargo, existe una tendencia general a entender que el trabajo del community manager puede ser realizado por cualquier persona y ahí es donde comienzan los problemas.

Con frecuencia las pymes y hasta grandes compañías contratan becarios e inclusive a sus propios sobrinos, ahijados, primos, con la idea de que, por ser jóvenes están capacitados para  manejar la comunicación con los clientes y audiencia en general a través de las plataformas de redes sociales. Probablemente existan talentos innatos en esos jóvenes pasantes, sin embargo la experiencia nos ha demostrado que puede ser caótico.

Comunicarse con las audiencias digitales, generar interacción, vincular emocionalmente a personas con marcas y medir este impacto de forma cuantitativa es solo la punta del iceberg en lo que al trabajo de un social media manager se refiere. Un profesional versado en el arte de generar contenidos y moderar audiencias digitales es una persona, sin importar su edad, enlazada a las tendencias del medio, un profesionista que lee e investiga constantemente, que entiende el lenguaje de las redes sociales y sabe cómo ubicarse en el rol de cada marca a la que representa.  Un buen community manager escribe “conciso y con sesos”, es decir, genera información relevante y de interés para las comunidades que lidera;  como curador de contenidos debe ser selectivo y siempre comprobar sus fuentes.

Ahora sabiendo todo esto creo que hay que darle honor a quién honor merece y entender que se necesita de experiencia, paciencia, creatividad, nociones de diseño gráfico, conocimientos sobre la estética de la imagen, psicología del comportamiento social, buena redacción y ortografía además de sentido común (mucho sentido común) para ser un buen social media manager.

Deja un comentario

Your email address will not be published.