¿Quién mató a la televisión?

El cambio de las pantallas de Tv a las pantallas de celulares

Cada día son más las personas las que invierten en estrategias de marketing digital en una de las redes sociales más utilizadas en el mundo, YouTube. Y es de esperarse ya que naturalmente las personas suelen identificarse más con lo audiovisual; algo que youtube entendió desde el principio como esencia de su red social en el año 2005.

En ese entonces la red social no competía  agresivamente contra la TV y ya poseía una función clara, la difusión de contenidos audiovisuales. Pero no fue hasta 2006 que el monstruo de Google compró YouTube por 1,650 millones de dólares en acciones. Para ese momento ya 100 millones de vídeos en YouTube eran visualizados y 65 mil nuevos vídeos era añadidos diariamente. Unos 72 millones de personas la visitaban por mes.

Ciertamente resulta muy atractivo, sobre todo para las nuevas generaciones (Milenials, Generación X y Z) un medio audiovisual en el que puedan buscar el contenido que desean ver, en el momento que lo quieran e inclusive con la posibilidad subir su propia versión. Así es la red social que se ha puesto la corona de los contenidos de videos gratuitos en todo el mundo.

Ahora bien, si se hace una comparación de esas características que hacen a YouTube tan especial con la tradicional y rígida televisión abierta, e inclusive televisión de paga, los usuarios más jóvenes prefieren consumir contenidos de acuerdo a su humor y necesidades puntuales, he ahí la clave del crecimiento de estos canales.

En México ya para el año 2016 se hablaba de una caída de de 3.7 millones de televidentes a solo 2 millones un número abrumador para los ejecutivos de los canales de TV. A pesar de los esfuerzos de grandes cadenas como Tv Azteca y Televisa de lanzar sus propias plataformas de programación a la carta, la tendencia de incremento del consumo de YouTube en internet continúa en acenso gracias al uso de teléfonos celulares y otros dispositivos móviles, lo cuál no sucede con la clásica TV. Pero no solo ha habido una merma en televidentes sino también en recursos; el promedio de inversión en medios masivos ha sufrido una de las crisis más graves de su historia al ir bajando cada año la cantidad de dinero destinado a  publicidad destinada a estas plataformas.

Históricamente sucedió algo similar cuando llegó la televisión. Se habló de que la radio y la prensa morirían, sin embargo se reinventaron, se adaptaron y sobrevivieron. Hoy la televisión pasa por el mismo proceso en el que le tocará con el tiempo transformarse en un medio complementario a las nuevas tecnologías de la información y al estilo de consumo de dicha información.

Pero no se puede echar toda la culpa a la red social de videos, también existe el fenómeno mundial de migración de usuarios de la televisión tradicional a formatos de Tv en línea como Netflix. Esto, aunado a la propagación del internet a rincones cada vez más lejanos hace que poco a poco la audiencia televidente pase a ser internauta y a olvidar con el tiempo a la caja de entretenimiento que por tantos años se mantuvo como número uno.

El caso de Televisa reciente mente asombró a la opinión pública cuando anunció el lanzamiento de su  nueva división de contenido premium, Televisa Alternative Original (TAO, la cual firmó un compromiso de distribución de varias series con Amazon Prime Video.Tras el anuncio, las acciones de Televisa subían un 1.75 por ciento a 69.79 pesos, recuperando algo del terreno perdido en sesiones anteriores presionadas por un débil reporte de resultados del cuarto trimestre.

Tal vez falta algún tiempo antes que la televisión quede completamente sepultada ante el avance del online pero lo cierto es que la amenaza de su extinción es real y está en todos lados, se llama internet.

Así es el marketing, así es la vida misma. QEPD la televisión y larga vida al video streaming.

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.